martes, 16 de enero de 2018

Carta a mí misma hace un año



Querida Rox,

El 2016 fue el año más extraño de tu vida, el año en el que decidiste ser valiente y darle un giro de 180° a tu vida, así que ahora empiezas el 2017 con la certeza optimista de que los más grandes desafíos los has dejado atrás. Este año finalmente empezarás a vivir con el amor de tu vida y dejarán de ser dos para conformar una pequeña familia. Tus finanzas se estabilizarán, producto del orden, el trabajo duro y la experiencia que has acumulado, y tu relación con todos aquellos que te rodean sólo puede ser mejor y mejor.

Te escribo esta carta para que estés preparada, porque las cosas no van a ser así.

Sé que piensas que ya sabes del hombre que amas todo lo necesario, que han pasado tanto tiempo ininterrumpido juntos, amanecido juntos tantas veces, que nada podrá sorprenderte cuando tengan la ropa en el mismo closet. Pero aunque te duela, te tocará admitir que todos tienen la razón cuando te dicen que no hay punto de comparación. Quisiera no tener que decírtelo, pero en este año, su relación atravesará los más difíciles momentos, y te verás enfrentada a desafíos que ahora no puedes ni siquiera imaginar. Este año vas a hacerle daño, y él va a hacértelo a ti. Algunas noches te quedarás despierta en la oscuridad con temor a lo que pueda decirte, a la forma en la que pueda hablarte, y otras noches, lo que te mantendrá despierta será que no podrás creer las cosas que le has dicho. Al final vas a estar tan agotada que te vas a preguntar seriamente si todo aquello vale la pena. Estoy aquí para decirte que sí, que no arrojes todo por la borda, que vale cada segundo de frustración y confusión. Cuando este año se haya terminado, vas a saber más de comprensión, paciencia y compasión de lo que has sabido nunca. Cuando este año termine vas darte cuenta de que estabas equivocada cuando creías que sabías lo que era amar a alguien incondicionalmente, amarle en las buenas, y en las malas. Cuando este año termine, te vas a sentir amada como nunca nadie te ha amado, y vas a darte cuenta de que estás más enamorada de lo que nunca has estado, como una chiquilla.

Tus finanzas también van a ser un desastre. Sé que tienes los cálculos hechos, y que en papel todo se ve perfecto, pero este año las cosas se van a salir de control. Vas a dejar de trabajar por meses porque tu salud no va a permitirlo, y tus males van a causar gastos y más gastos que llegan más rápido de lo que llega el dinero. Las cosas van a ser duras, y vas a pasar malos ratos, pero lo crucial es que te vas a dar cuenta de que todo tu esfuerzo y trabajo ha rendido fruto. Has construido una buena vida, y has aprendido a ser paciente y agradecida; no perderás la cabeza cuando las cosas estén en su peor punto. Lo más importante, es que te darás cuenta de lo afortunada que eres, rodeada de gente dispuesta a darte la mano desinteresadamente en tus momentos de mayor necesidad.

Este año vas a tener un recordatorio de que las personas somos imposiblemente complicadas. Cuando finalmente creas que has puesto orden a todas las relaciones de tu vida, y echado a un lado todo lo malo, te encontrarás sorprendida por ser lastimada profundamente por alguien en quien confiabas. Sentirás frustración y cansancio, y tú también le harás mucho daño a algunas personas, aprenderás que nuestra infinita complejidad y variedad de modos de ver la vida y el mundo nos dota a todos con la capacidad de hacerle daño a otros incluso a través de la más generosa de nuestras intenciones. Este año aprenderás que hay gente que no tiene remedio, pero también que con la mayoría, no es tan fácil como elegir a quienes sacar de tu vida y perdonarle todo a todos los que se queden, todos tenemos partes muy oscuras adentro, y aprenderás a tomar lo mejor de la gente, y a blindarte aunque sea un poco de su lado difícil.

Por último, y más grande, pero relacionado a todo lo demás, este año vas a conocer el dolor más profundo y cruel que alguna vez hayas experimentado. Vas a darte cuenta de que tu cuerpo es un extraño, y vas a temerle porque parece tornarse en tu contra una y otra vez, y ya no confiarás más en él, pero aprenderás finalmente que si quieres que te respalde debes hacerle tu amigo, y tratarle con amor y respeto. Vas a llorar mucho menos que en tantas otras ocasiones por cosas que ahora ves no eran tan trágicas, pero ésta vez tu corazón va a romperse de un modo que quizás nunca pueda repararse del todo, vas a conocer una oscuridad tan profunda y callada que a veces será imposible sacarla a la superficie así que seguirás con tu vida como si nada pasara aunque estés tiesa por dentro. Vas a perder algo preciado que no sabrás que querías hasta que sea demasiado tarde, una parte esencial de ti, vas y vas a tener que re imaginar toda tu persona alrededor de ello. Pero todo esto pasará y seguirás viva, y te darás cuenta con un tímido orgullo de que eres más fuerte de lo que pensabas, porque el dolor más desgarrador no pudo acabar con tus huesos, en su lugar vas a usarlo para aprender, de ti misma y del mundo; para mirar en tu interior y a tu vida, y darte cuenta de qué es lo que quieres realmente, y por qué vale la pena luchar, que no honrabas tus prioridades, que debes ser más compasiva contigo misma y otros, y que puedes ser mucho, mucho mejor. Este dolor va a templarte como el fuego, y vas a salir del otro lado más fuerte, más serena, y con un rumbo renovado.

En corto, este año va a aplastarte como un tren a toda marcha, y no hay nada que puedas hacer para evitarlo,  en su lugar, sé fuerte, terca, paciente y sabia como serás, y date cuenta de que quizás todo lo que se avecina en tu horizonte no son sino pruebas sin las que no podrás convertirte en la mejor versión de ti misma, la única versión capaz de alcanzar la vida de tus sueños.


Atentamente y con todo el amor,

Rox en Enero del 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario